¿Qué son las casas pasivas, ecoeficientes, sostenibles o ecológicas?
4.3 (85%) 8 votes

 

Las casas pasivas o casas solares pasivas son un tipo de casa prefabricada que está de toda moda gracias a la combinación del uso de los recursos de la arquitectura bioclimática  con un altísimo nivel de eficiencia energética, que supera con creces el de la arquitectura tradicional.

Su bajísimo consumo de energía, permite disfrutar de un agradable temperatura ambiente en su interior, sin necesidad de contar con aparatos de calefacción. Las también conocidas como Passivhaus son unos estándares de construcción que se ofrecen a un precio al alcance de todos los bolsillos y con el que además amortizarás la diferencia en inversión que puedas observar con respecto a otro tipo de construcción prefabricada en un espacio de tiempo muy corto.

 

Varios modelos de viviendas ecologicas y ecoeficientes

 

Ventajas de una casa ecológica

Por todas  estas razones, el mercado de casas prefabricadas está experimentando una notable demanda de casas sostenibles. Piensa que este concepto energético puede ser aplicado a diversos tipos de sistemas arquitectónicos y a prácticamente todos los sistemas de construcción.

Relacionadas con la minimización del uso de los sistemas habituales de calefacción y de refrigeración, las casas ecológicas están diseñadas en pos de un máximo aprovechamiento de la luz y de la radiación solar, de un casi total aislamiento y de una renovación del aire mediante un sistema de ventilación dotado de un recuperador de calor.

 

Casas eficientes fabricadas a medida

A la hora de abordar tu proyecto de casa prefabricada pasiva, has de ponerte en manos de buenos expertos que lo lleven a la práctica de la mejor manera posible. Dejarte asesorar por profesionales con amplia experiencia en el sector te ahorrará no pocos quebraderos de cabeza. Tú solo tendrás que encargarte de personalizar cada elemento que quieras que ellos materialicen.

Las casas ecoeficientes son cien por cien personalizables, tanto en sus interiores como en sus exteriores. Elegir pormenorizadamente cada uno de sus acabados será un deleite para tus sentidos. Una maravillosa aventura en la que tú y tu familia saldréis ganando en eficiencia, sostenibilidad, confort y salud.

 

Fotos de casas pasivas

Aislamiento térmico y acústico

Si por algo se caracterizan la casas ecoeficientes es por generar una mínima demanda de energía. Conseguir un óptimo aislamiento térmico es la mejor forma de crear un clima confortable al tiempo que se disfruta de las bondades de la falta de pérdida de temperatura.

Por otra parte, es fundamental contar con cierres, ventanas y puertas de calidad que garanticen un aislamiento acústico muy por encima del que venimos conociendo.

Sostenibilidad

Las casas pasivas están construidas para ser ecológicas y de muy bajo consumo. Para su fabricación se usan materiales reciclables, avanzados a nivel tecnológico, ecológicos y que no sean tóxicos. Cuando se construyen en madera, es crucial que te asegures que sus proveedores tengan la Certificación de Sostenibilidad, de modo que por cada árbol que talen, planten otro.

Confort

Las casas pasivas se caracterizan por lo homogéneas que resultan sus temperaturas interiores, por su sorprendente nivel de aislamiento acústico y por la limpieza de su aire, a salvo de polvo y polen, libre de CO2 y COVs, etc.

Magnífica relación calidad-precio

Aunque hay quien las acusa de tener un precio medio por metro cuadrado superior al de otro tipo de casas prefabricadas, ya hemos comentado  que el abaratamiento en facturas de energía que suponen las casas ecológicas, hacen que estén amortizadas mucho antes de lo que imaginas.

Rapidez

El proceso de construcción de una casa prefabricada sostenible es mucho menor que el de una vivienda “de las de toda la vida”. Disfrutar de tu vivienda ideal con total rapidez es un privilegio que está en tu mano.

Garantía

Las mejores empresas de casas prefabricadas de nuestro país son aquellas que cumplen con rigor la normativa establecida por el Código Técnico de Edificación (CTE). ¡No te conformes con menos!

Saludables

El aire, al filtrarse, evita la acumulación de polvo y polen. Por ello, las personas alérgicas ganarán en calidad de vida gracias a este tipo de ambientes. Un aire que apenas concentra CO2 y COVs hace que disminuya la sensación de cansancio y mejora determinadas enfermedades y dolencias del estilo de la sequedad del sistema respiratorio en general, irritación de ojos, garganta y nariz y dolores de cabeza frecuentes.

 

Cómo se construye una casa sostenible

Las viviendas de consumo casi nulo se construyen de un modo similar al de cualquier otra casa prefabricada o modular pero con el añadido de un exhaustivo estudio relacionado con su alto nivel de aislamiento.

Es conveniente recordar que la construcción de las casas prefabricadas es muy sencilla y responde a un sistema en el que partimos de   una serie de secciones estandarizadas cuyo ensamblaje definitivo se producirá en la parcela que hayas determinado al efecto.

Su curioso proceso de fabricación se caracteriza porque cada una de las partes se lleva a cabo por un lado hasta que finalmente se unen. Un sistema que nada tiene que ver con el levantamiento de una casa de ladrillos, en el que siempre se comienza por los cimientos, para ir subiendo con posterioridad.

Junto a las casas prefabricadas se encuentran las de tipo modular, que se diseñan en base a unos módulos prefabricados que igualmente se terminan de ensamblar en la parcela escogida para ello. Son aún más rápidas de construir al tratarse de un sistema estandarizado de comienzo a fin.

Centrándonos ya en las casas pasivas, hay una serie de claves que han de tenerse en cuenta a la hora de conseguir el ansiado aislamiento térmico como son:

  • La eliminación de los puentes térmicos. Es vital que estas casas cuenten con una capa de aislamiento continua, en la que no tengan cabida interrupciones ni debilitamientos, para evitar los inconvenientes de la formación de puentes térmicos. Este problema se da constantemente en los edificios tradicionales y es el causante de un gran porcentaje de las pérdidas de calor que se constatan en los mismos.
  • Recuperador de calor. Si quieres que el aire interior se renueve, nada como la ventilación mecánica para lograrlo. El recuperador de calor cuenta con la capacidad de ceder energía interna, de modo que la temperatura sube sin necesidad de la intervención de ningún tipo de calefacción adicional.
  • Estanqueidad al aire. En las casas ecoeficientes se tiene muy en cuenta la estanqueidad al aire. Para ello, se sellan cuantas uniones existan entre los diversos materiales de la edificación. Así se evitan molestas infiltraciones de aire.
  • Ventanas de alta gama. En lo que a la envolvente de un edificio se refiere, las ventanas constituyen su punto flaco. ¿Sabías que en torno a un 30% del importe de la factura de la calefacción corresponde al calor que se pierde por las ventanas? Que las mismas sean de buena calidad y que estén instaladas correctamente son condiciones indispensables para lograr una eficiencia energética alta.

 Como curiosidad  te diremos que en este tipo de viviendas de consumo muy bajo, la existencia de las ventanas está relacionada con la entrada de luz y, aunque podrían abrirse, no suele hacerse para que el calor no se vaya. Piensa que se trata de casas herméticas en las que el aire se renueva mediante un sistema de ventilación que cuenta con un intercambiador de calor. El resultado: el aire se renueva y el calor no tiene que escaparse con él. Por tanto, en estos hogares, es absoluto el aislamiento.

  • Diseño bioclimático. Un óptimo estudio previo del clima resulta crucial para lograr la eficiencia en una vivienda. Junto a él, hay que hacer una indagación exhaustiva en relación a la orientación, al volumen, al factor de forma y al modo en la que se captan las radiaciones solares en invierno y su protección en la época estival, así como las sombras que tenga el edificio en cuestión y la manera en que le afecten.

Por todo ello, los constructores de casas pasivas están aplicando ya en la fabricación de sus viviendas la Directiva Europea de Eficiencia Energética que pretende que, para el año 2020, cualquier edificio que se construya disponga de  un consumo de energía prácticamente nulo.

Tener un hogar adaptado desde el principio a las exigencias técnicas de dicha normativa, te ahorrará que en el futuro tengas que enfrentarte a diversas modificaciones en aras a su adaptación. Así, desde el primer momento, estarás disfrutando de una casa actual en la que todo redunde en el beneficio de los tuyos.

Fotos interiores de este tipo de casas

Qué son los sistemas solares pasivos

Los sistemas solares pasivos son aquellos que se utilizan, mayoritariamente, para poder captar y acumular el calor que procede de la energía solar. Reciben la denominación de “pasivos” por la sencilla razón de que no se valen de otros mecanismos electromecánicos para conseguir su objetivo de hacer que el calor recircule. Los causantes de este fenómeno no son otros que los principios físicos básicos de la radiación, conducción y convección del calor.

  • Sistema de la ganancia solar directa. Es un método muy simple que se reduce a captar la energía del sol mediante superficies vidriadas, dimensionadas para cada una de las posibles orientaciones según las necesidades caloríficas de la vivienda.
  • Invernadero adosado. Como su propio nombre indica, este sistema se basa en incorporar al muro que da al mediodía un espacio que se construye con el techo y las paredes de vidrio y que puede usarse, en el caso que nos ocupa, como sistema de calefacción pasiva de espacios interiores de una vivienda o de parte de un edificio.
  • Muro trombe. También llamado muro de acumulación no ventilado. Se trata de muros orientados al sol, normalmente al norte en el hemisferio sur y al sur en el hemisferio norte y que se construyen con materiales que tienen la capacidad de la acumulación de calor bajo el efecto de masa térmica. Dichos materiales pueden ser hormigón, adoble, piedra, ladrillo y hasta agua que, en combinación con una lámina de vidrio, un espacio de aire y ventilaciones, dan lugar a un colector térmico.
  • Muro de acumulación ventilado. En esta ocasión estamos refiriéndonos a un tipo de muro muy parecido al anterior, pero que está provisto de una serie de orificios tanto en la parte superior como inferior,  al objeto de intercambiar el calor entre el muro y el resto del ambiente a través de convección.
  • Captación solar y acumulación de calor. Se trata de un sistema algo más complicado en el que se combina el de la ganancia directa con colectores solares bien de aire, bien de agua caliente que se acumulan debajo del suelo. Con posterioridad y tal como sucede cuando se usan muros de acumulación ventilados, el calor es llevado al ambiente interior. Si se adecúa convenientemente al entorno, puede disponerse de calor durante más de siete días.
  • Techo de acumulación de calor. El calor que se acumula en el techo durante el día es susceptible de funcionar a modo de calefacción, calentando el ambiente inferior a lo largo de la noche. Se les llama también estanques solares y eso sí, precisan dispositivos móviles un tanto complejos para que el calor no se escape durante las horas nocturnas.
  • En la mayoría de casos pueden usarse como sistemas de refrescamiento pasivo haciendo que se invierta el sentido de funcionamiento.

¿Cuánto cuesta una casa pasiva?

El precio aproximado de una casa ecológica puede rondar entre los 800 y los 1.200€/m2. Así, a un promedio de 950€/m2, puedes adquirir el que será tu futuro hogar por unos 95.000€ si tus dimensiones perfectas son de 100m2.

Estos precios incluyen la totalidad de los acabados de la vivienda, como puedan ser cocina, baños y placas solares. Te recomendamos que hagas siempre una exhaustiva consulta de la memoria de calidades para tener claro lo que van a entregarte.

Si tu pedido es totalmente personalizado, como es lógico, se irá encareciendo en la medida que se aleje de los estándares ofertados por la firma.

Seguro que estás pensando que el precio medio del m2 es más elevado que en el resto de viviendas prefabricadas. Volvemos a hacer hincapié en que, aunque a priori esto es innegable, una inversión de este tipo se amortiza en pocos años, dado que el consumo de energía en estas casas se reduce a la mínima expresión, situándose el ahorro en la factura de luz en un 80%.

 

¿Cuál es el tiempo de construcción de una casa ecoeficiente?

El promedio de tiempo de construcción de una casa pasiva ronda los 4 meses. De ellos, los dos primeros se destinan a la prefabricación en taller mientras que los dos últimos están orientados a la propia construcción sobre el terreno que hayas elegido.

Si se compara con los tiempos de entrega de una vivienda convencional, tener en mano la llave de la casa de tus sueños en tan irrisorio plazo, con la posibilidad de comenzar a disfrutarla, es todo un lujo.

Por último, añadir que encargar una de estas casas sostenibles es una extraordinaria opción a la hora de sortear la volatilidad que rodea a los precios del resto de  las casas que se encuentran en el mercado.

 

¿Dónde puedo comprar una casa pasiva?

Si te has decantado por una casa ecoeficiente estás en el sitio correcto. El nacimiento de Prefabricados.10 está íntimamente relacionado con la idea de poner la experiencia de nuestro equipo de profesionales a tu servicio.

Olvídate de tecnicismos y deja que te pongamos en mano de las mejores empresas de casas pasivas de nuestro país, que te harán llegar un presupuesto personalizado sin ningún tipo de compromiso por tu parte, tan pronto nos remitas cumplimentado el formulario que encontrarás a continuación.

Si tienes conciencia ecológica, las casas pasivas están específicamente diseñadas para ti. Escoge modelo y ten la tranquilidad de estar contribuyendo día a día a la sostenibilidad de nuestro planeta.

Rellena los campos y recibirás un presupuesto gratis y sin compromiso de las mejores empresas de casas prefabricadas

 

Por lo demás, esperamos haberte despejado algunas de tus principales dudas sobre la construcción de casas sostenibles y te recordamos que seguimos aquí para resolver las que te puedan ir asaltando.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!